© F.C.Cuatrecasas|Compliance

Tel. +34 93 201 96 46

Travessera de Gracia 62, ático

08006 Barcelona

REQUISITOS

1. Identificación de actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.

2. Establecerán los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.

3. Dispondrán de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.

4. Impondrán la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.

5. Establecerán un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.

6. Realizarán una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

7. Se ejecutará con eficacia. Liderazgo y compromiso - Como indica la Circular 1/2016 de la Fiscalía General del Estado, y la ISO 19600, su eficacia radica en: liderazgo, compromiso y la toma de decisiones.

8. Plan de Formación y Comunicación: concienciación, educación y formación continua a los empleados.

9. Demostración ante terceros: probar la existencia y eficacia de los controles establecidos en el Programa, dejando evidencias del contenido y fecha.

10. Ser claros, precisos  y estar redactados por escrito.

11. Sujeto al criterio de proporcionalidad, uso de herramientas tecnológicas para la gestión eficiente de los riesgos.

12. Existencia de cultura ética y de cumplimiento en la empresa. La finalidad principal debe ser promover una verdadera cultura ética empresarial, de integridad y respeto a la Ley, donde la comisión de un delito constituya un acontecimiento accidental y la exención de la pena, una consecuencia natural de dicha cultura.

 

METODOLOGÍA

Entendemos que el programa de prevención, detección y respuesta frente a delitos debería estructurarse en las siguientes cuatro fases, adaptándose, no obstante a las necesidades de cada entidad:

1

Conocimiento, organización, planificación y lanzamiento

2

Mapa de riesgos y controles actuales

3

Mapa de riesgos y controles revisados. Definición manual de prevención

4

Implantación, formación y sistema evidencias

 

PRINCIPIOS PARA DISEÑO E IMPLANTACIÓN

Adaptado perfectamente a la empresa
A su sector, actividades y riesgos concretos.
Proporcional a las circunstancias
Tamaño, volumen de negocio /mercados en los que opera.
"Es para cualquier empresa, no solo para las grandes".
Eficaz
Compromiso y apoyo inequívocos de administradores y directores.
Importante en la toma de decisiones de todo el equipo
Implantación gradual

El PPD debe ser asumible por la organización a fin de que se ejecuten todos los controles previstos, y se deben desarrollar planes de mejora gradual y continua. Es una carrera de fondo.

Demostrable ante terceros
Probar existencia y eficacia de los controles
Verificación y actualización períodica

Por cambios en las circunstancias internas - nuevas actividades, mercados, cambios organizativos, etc - o en circunstancias externas  - modificaciones legislativas o sus interpretaciones doctrinales o jurisprudenciales, adecuación de las normas técnicas sobre cumplimiento como las ISO, etc...-

 

Ventajas o Beneficios

PREVENIR

Responsabilidades penales y graves penas para la Entidad y para los administradores y directores, grave daño/coste reputacional y  desprestigio social y empresarial, para la Entidad, administradores, directores y empleados, por verse involucrada en proceso penal, evitar pena de “banquillo y telediario”,  Pérdida de clientes o proveedores.

FAVORECER

La buena reputación e imagen y mayor valoración de la Entidad, seguridad jurídica y la tranquilidad de estar protegido, para la Entidad, los administradores y directores, confianza y seguridad en la toma de decisiones, atracción y retención del talento, la generación de ingresos, la captación y fidelización de clientes.